TENDINT PONTS


Hoşgeldiniz.
Aquest bloc vol contribuir a tendir ponts.
Ponts entre cultures, entre cultura i societat, entre raó i sentiments.
Se escribe, aleatoriamente, en la lenguas que conozco o me gustan.
Aυτό είναι το σπίτι σας, i hope you will like it.



ZEIBEKIKO

Aunque ya me había referido alguna vez en el blog a este tema, he de confesar que cada vez me gusta más el zeibekiko (Ζεϊμπέκικο). Me encanta verlo bailar en directo; sobretodo, los más lentos, los más tristes, aquellos en los que quien baila, parece que muere un poquito con cada acorde.
Tradicionalmente, es un baile de hombres desde su origen en las danzas de los zeybek turcos, pero en la actualidad también lo bailan mujeres. Y me gusta.
Os dejo estos videos de zeibekikos compuestos por el grandísimo Vassilis Tsitsanis, del afamado programa griego Stin Ygeia Mas!. El primero, un hombre solo. El segundo, un hombre y una mujer.




12 comentarios:

magisma52 dijo...

Hey.... muy chulos los vídeos!!! Algún día en "petit comité" te enseñaré un vídeo mío bailando un zeibekiko en Atenas. Por cierto, lo de ir descalza es buena idea para la próxima vez, porque mis apasionados acompañantes no dejaban de tirarme claveles y eso escurría... Pa' haberse matao! Ahora entiendo lo que dices de morirse un poquito... Jejeje! No, ahora en serio, no hay nada más hermoso en el mundo que ver a alguien bailar un zeibebiko desgarrador.
¡Que veamos muchos!
Besos,
Marta

Annula dijo...

Mmmm... me ha encantado, es deliciosamente hermoso, esta música es de estas que llegan al alma... al helénico corazón enamorado, jijiji, ¡saludetes!

Toni Salado dijo...

Geia sou Marta! Me alegro de que te hayan gustado mis videos; viniendo de una persona que conoce bien las danzas griegas, lo valoro mucho :))))

Lo de descalzarse está bien si solo tiran claveles o servilletas blancas...Pero si comienzan con los platos, los vasos, las botellas, etc...mejor no descalzarse...jejejeje...

La gracia del zeibekiko es atreverse un día a bailar uno un poquito en una yiortí...jejejeje...Aunque solo sea unos pasos mientras te hacen palmas desde el suelo los/las demás...Subidón de adrenalina!!!

Besos!

Toni Salado dijo...

Euxaristw Annula! Sí, las letras de los zeibekikos, son bellísimas pese a lo tristes que son, y ahí reside su encanto particular.

Algún día, alguien con un poco más de idea que yo, tendría que reflexionar sobre el tema de la tristeza en la música griega, desde los lamentos (moiroloi) hasta el rebetiko más pasional... Ahí lo dejo...:))))

Saludetes Annula!

Nikos-Emmanuel dijo...

El zeibekiko siempre me recuerda a nuestro admirado Yiannis Tsarouxis y a los muchos soldados y marineros que pintó ejecutando esta danza.

Supongo que lo has visto, pero por si no, te dejo el enlace de un vídeo en el que aparece Tsitsanis invitando a bailar un zeibekiko al gran pintor. Espero que te guste.

Ta leme!

http://es.youtube.com/watch?v=fZSLNOTTgpM

ENRIC dijo...

Merhaba Toni, iyi geceler
Hayret!!Bonitas danzas los Zeybeği. Ese vuelo del halcón, girando, retorciéndose en el aire magestuoso, presto al ataque...
Estas danzas de guerreros turcos ha continuado su tradición en estos zeibekiko exquisitos y dotados de ese furor que, para mi, no poseen los turcos, que actualmente siguen interpretando estas danzas en sus múltiples variedades. Los danzantes griegos, con movimientos más plásticos y viscerales, me emocionan profundamente y conectan directamente con ese sentimiento tan mediterráneo de la lucha, del cortejo y la seducción un tanto ¿sadomasoquista?...
En definitiva una interesante aportación que se agradece.
Un cordial saludo y una sugerencia:
http://www.youtube.com/watch?v=5boPo2dNPPw
Selam ve τα λέμε

Nikos-Emmanuel dijo...

Hola, Toni:

Me cabe el honor de ser tu primer seguidor. Gracias por seguirme tú también.

Να είσαι πάντα καλά!

ENRIC dijo...

Merhaba!
Ben ikinci!!!
Selam

ATENAS dijo...

Bravo, Toni; como siempre un gran acierto al regalarnos estos hondos zeibekikos que siempre me provocan "una especie de ganas de llorar", lo que, por cierto,me ocurre con más cosas helénicas. No sé, quizás sea como algo que se ha escapado de las manos y parece fatalmente perdido... no lo sé. Me emociona intensamente y creo que ahí hay un sentimiento que percibo, y que todavía no soy capaz de comprender, pero temo que forma parte de mi.
Celebré el OXI, por supuesto, con un coro de Kephalonia (siempre Tzamaika... san to krasaki, gouliá gouliá) y también reanudé la clase de griego.
Bueno, mañana me voy de vacaciones, a Florencia; esto ya es otro viaje...
Saludos helénicos.

Toni Salado dijo...

Γεια σου Αθηνα! Ευχαριστω! Que suerte, Florencia! Καλη ταξιδη! Ya nos contaras que tal a la vuelta!

Anónimo dijo...

Qué bueno!!!

muchas gracias por compartir ;->

primera vez que lo veo así: me pongo a buscar más autores. De nuevo, gracias.

Toni Salado dijo...

Gracias anónimo/a, me alegra de que mi blog sirva para que más gente descubra nuevas cosas :))))

Ta leme!