TENDINT PONTS


Hoşgeldiniz.
Aquest bloc vol contribuir a tendir ponts.
Ponts entre cultures, entre cultura i societat, entre raó i sentiments.
Se escribe, aleatoriamente, en la lenguas que conozco o me gustan.
Aυτό είναι το σπίτι σας, i hope you will like it.



ZÜLFÜ LIVANELI

Como el amigo Enric me decía hace poco, al hablar de Ovidi Montllor, que no me olvidase de él, me he decidido a hacer una entrada sobre el compositor, escritor, cantante, director de cine, y activista político, Zülfü Livaneli (1946, Ilgin, Turquía), intelectual con mayúsculas de la Turquía contemporánea.

Habiendo conocido de joven la represión y el exilio (fué detenido 3 meses, y entre 1971 y 1984, se exilió en Estocolmo, París y Atenas), sus composiciones y su compromiso político con la democracia fueron siempre de la mano. Además de sus composiciones, musicó los escritos de otro de los grandes de la cultura turca en el exilio, el poeta comunista Nazim Hikmet, al que ya me referido en este blog en otras ocasiones (1 y 2).

No son de extrañar pues, las numerosas colaboraciones con otros dos grandes artistas que, en tiempo y espacios próximos, hicieron lo mismo: Maria Farantouri y Mikis Theodorakis.

No hace demasiado que conozco su obra, y por tanto, prefiero no alargarme porque seguro que me dejo un montón de cosas importantes, que seguro, ávidos/as lectores/as, me hareis notar... ;)...Pero he encontrado en su extensa discografía canciones bellísimas como Sürgün (a dúo con Sezen Aksu), Yiğidim Aslanım (a dúo con Farantouri), o Saat 4 Yoksun (escrito de Hikmet).

Como video, dejaré una de corte más intimista. Se titula Gözlerin (Tus ojos), y aunque el video es bastante horrible (típica dedicatoria de enamorados...), la calidad del sonido es buena, y podreis apreciar la gravedad de su voz.



GÖZLERIN (TUS OJOS)

Düşlerin parlayıp söndüğü yerde
Donde las esperanzas se encienden y se apagan

Buluşmak seninle bir akşam üstü
Encontrándome contigo una tarde

Umarsız şarkılar dudağımda bir yarım ezgi
Las canciones imposibles son melodías a medio hacer en mis labios.

Sığınmak, gözlerine sığınmak bir akşam üstü
Refugiarme, refugiarme en tus ojos una tarde

Gözlerin bir çığlık, bir yaralı haykırış
Tus ojos son un chillido, un grito herido

Gözlerin bu gece çok uzaktan geçen bir gemi
Esta noche tus ojos son un barco que pasa muy lejos

Bir orman bir gece kar altındayken
Como cuando en un bosque nieva bajo la noche

Çocuksu, uçarı koşmak seninle
Correr como un niño, mareado contigo.

Elini avcumda bulup yitirmek, yitirmek
Encontrar tu mano en la mía y perderla, perderla

Sığınmak, ellerine sığınmak bir gece vakti
Refugiarme, refugiarme en tus manos una noche

Ellerin bir martı, telaşlı ve ürkek
Tus manos son una gaviota, quisquillosa y timida

Ellerin fırtınada çırpınan bir beyaz yelken
Tus manos son una lona blanca que se agita con la tormenta

Bir kenti böylece bırakıp gitmek
Dejando una ciudad de esta manera

İçinde bin kaygı, binbir soruyla
Con mil preocupaciones, numerosas preguntas en ti

Bitmemiş bir şarkı dudağında bir yarım ezgi
Una incompleta canción, es una melodía a medio hacer en mis labios

Sığınmak, şarkılara sığınmak bir ömür boyu
Refugiarme, refugiarme en canciones toda la vida

Gözlerin bir çığlık, bir yaralı haykırış
Tus ojos son un chillido, un grito herido

Gözlerin bu gece çok uzaktan geçen bir gemi
Esta noche tus ojos son un barco que pasa muy lejos

Ellerin bir martı, telaşlı ve ürkek
Tus manos son una gaviota, quisquillosa y timida

Ellerin fırtınada çırpınan bir beyaz yelken
Tus manos son una lona blanca que se agita con la tormenta

FEDERICO GARCÍA LORCA, IN MEMORIAM



Tal día como hoy cerca de Víznar (Granada), en la madrugada del 18 de Agosto de 1936, era fusilado el poeta granadino Federico García Lorca, por el ejército franquista. Su delito: ser un hombre libre, progresista, homosexual, republicano, y que puso la libertad al alcance del pueblo al que amaba, a través de su obra y de la experiencia artística y pedagógica de La Barraca.

Como otras veces, quiero reivindicar modestamente su figura, pero esta vez no a través de sus letras, sino a través de los ojos de otros artistas que han sido influenciados por Lorca. Así que os propongo un pequeño experimento. Primero, poned en marcha el reproductor de Youtube, para que suene Take this waltz, la adaptación de Leonard Cohen del poema de Lorca Pequeño vals vienés (Poeta en Nueva York), homenaje del cantante a una de sus influencias más valoradas por él mismo (tanto, que su hija se llama Lorca Cohen...).

A continuación, y mientras suena la música, podeis leer algunos escritos de otros autores que han homenajeado a Lorca. Espero que os guste la simbiosis entre música y literatura filolorquiana.



ODISEAS ELITIS (fragmentos de Cartas boca arriba):
"La idea del "poeta popular" en la persona de éste último, por primera vez toma su auténtico significado. " [...] "De naturaleza innovadora y radical logró trabajar para el nuevo arte y para la revolución, sin convertirse ni por un momento en un sabihondo que monologa o en un propagandista que se politiza." [...] "¡Adiós, Federico García Lorca! El pistoletazo que te abatió ante el muro de piedra de un pueblo de tu patria, nada consiguió hacer. La fuerza del pueblo que amaste resucita ahora tus palabras para siempre y sabes tú cuánto más vale la lágrima de un campesino que todos los premios de las Academias, cuánto más elevada muestra de vida -que un trozo de oro- se hace la hoja de plátano aquella que en las mañanas empañadas envía en compañía el norte sobre los hombros de los rebeldes que luchan".


MIGUEL HERNÁNDEZ (fragmento de Elegía primera):
"Silencioso, desierto, polvoriento
en la muerte desierta,
parece que tu lengua, que tu aliento,
los ha cerrado el golpe de una puerta.

Como si paseara con tu sombra,
paseo con la mía,
por una tierra que el silencio alfombra,
que el ciprés apetece más sombría.

Rodea mi garganta tu agonía
como un hierro de horca
y pruebo una bebida funeraria.
Tú sabes, Federico García Lorca,
que soy de los que gozan una muerte diaria".


JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO (Me cuentan como fué):
"<...amigo: y le llevaron
a Víznar; monte arriba;
mientras lejos Granada
hermosísima y triste
como una niña sola
palidecía igual que García Lorca
bajo la despiadada luz del alba.
Y entonces él -como hará dentro
de unos cuarenta años-
repitió el gesto de Boabdil el Chico
el último rey moro de Granada
y volvió la cabeza por mirarla
otra vez; y gritó y gritó;
y lloró; con tristeza y con rabia...>.

¡Ay!
Poeta como éste
ya no le hay".


PABLO NERUDA (fragmento de Oda a Federico García Lorca):
"Si pudiera llorar de miedo en una casa sola,
si pudiera sacarme los ojos y comérmelos,
lo haría por tu voz de naranjo enlutado
y por tu poesía que sale dando gritos.

Porque por ti pintan de azul los hospitales
y crecen las escuelas y los barrios marítimos,
y se pueblan de plumas los ángeles heridos,
y se cubren de escamas los pescados nupciales,
y van volando al cielo los erizos:
por ti las sastrerías con sus negras membranas
se llenan de cucharas y de sangre
y tragan cintas rotas, y se matan a besos,
y se visten de blanco.

Cuando vuelas vestido de durazno,
cuando ríes con risa de arroz huracanado,
cuando para cantar sacudes las arterias y los dientes,
la garganta y los dedos,
me moriría por lo dulce que eres,
me moriría por los lagos rojos
en donde en medio del otoño vives
con un corcel caído y un dios ensangrentado,
me moriría por los cementerios
que como cenicientos ríos pasan
con agua y tumbas,
de noche, entre campanas ahogadas:
ríos espesos como dormitorios
de soldados enfermos, que de súbito crecen
hacia la muerte en ríos con números de mármol
y coronas podridas, y aceites funerales:
me moriría por verte de noche
mirar pasar las cruces anegadas,
de pie llorando,
porque ante el río de la muerte lloras
abandonadamente, heridamente,
lloras llorando, con los ojos llenos
de lágrimas, de lágrimas, de lágrimas."

ADEUS, DORIVAL CAYMMI

Ayer murió, a los 94 años, Dorival Caymmi, músico nacido en Salvador de Bahía, y que está considerado como uno de los más influyentes en la música brasileña del siglo XX. No conozco en profundidad su discografía, y las primeras referencias que tuve de él fueron a través de un disco de Vinicius de Moraes y de Toquinho en que tocan alguno de sus temas, pero me gusta su voz grave y su guitarra tranquila, y ese universo conceptual ligado al mar, algo que pese a la distancia, creo que enlaza muy bien con la tradición del Mediterráneo de la que me siento partícipe. Os dejo un vídeo con la canción O bem do mar, que también podeis escuchar en la versión femenina de Gal Costa.


AÑORANDO ATENAS...


Ahora me gustaría volver a perderme por las maltratadas calles de Psiris, hasta aparecer en la horadada plaza de Monastiraki. Tal vez, coger un souvlaki y una cerveza, ya ves, nada sofisticado pero nada más ateniense, y deslizarme por el empedrado hasta Thissio, como si quisiera competir con el tren que tengo a mi lado. Entraría en el parque y me quedaría embobado admirando el templo de Hefestion, y al poco, con la mágica perspectiva de la Estoa de Átalo, antes de escalar hacia la Acrópolis. De camino hacia la cumbre, disfrutaría una vez más de imaginar como fueron los días de gloria del Odeón de Heródes Ático, y una vez en lo más alto, admiraría la grandeza del Partenon, que ha resistido dignamente a los avatares de la convulsa historia helénica. Al descender, lo haría por la cara contraria, para ir a parar justo al Teatro de Dioniso, el mismo que vió el estreno de las tragedias de Sófocles, Esquilo, y Eurípides, y desde allí seguiría caminando hacia abajo, hasta cruzar la calle Stadiou, para ver la puerta de Adriano y lo que queda de lo que un dia fué el Templo de Zeus, el dios de dioses, y me pararía a descansar en los Jardines de Zappeion o en los Jardines Nacionales.


O tal vez, iría al Museo Arqueológico Nacional, maravillado por la riqueza cultural que todavía conserva la capital helena, pese al espolio de las grandes potencias imperiales que la han saqueado históricamente. Después bajaría por 28 de Octubre, hasta dar con la desordenada plaza de Omonia, y siguiendo Stadiou o subiendo hasta Panepistimiou, me iría hasta la Plaza Syntagma, a ver el enésimo cambio de guardia ante la tumba del soldado desconocido. Desde allí, cogería la calle Lycavittos, con sus empinadas escaleras, hasta llegar a los pies del monte que le da nombre, y subiría andando hasta la cumbre para tener la mejor vista posible de Atenas, esa alfombra de casas que se extiende hasta el Pireo, y que solo encuentra límite en el Mar Egeo. Desde allí, el Acrópolis parece una pequeña protuberancia, alegremente iluminada al caer la noche. Bajaría por la otra cara en el funicular, para coger el metro de Evangelismos, y dirigirme hacia Monastiraki, pero esta vez, para trepar hasta la más perdida de las tavernas de Plaka, ese pequeño pueblo, esa isla maravillosa en medio de la megaurbe ateniense, y degustar los manjares de la tierra, acompañados por un Moschofilero que nos caliente la sangre, hasta el punto de necesitar que el sonido de un bouzouki nos arañe el alma...

VIAJE A GRECIA Y CHIPRE: PRIMERAS IMPRESIONES

Hola a todos y todas. Ya he vuelto de Grecia y Chipre, todavía emocionado y con unas ganas terribles de volver. Esto del helenismo es droga dura, y como tal, engancha. He disfrutado de cada souvlaki, de cada acorde de bouzouki, de cada puesta de sol frente al mediterraneo, como si fuesen la última, pero deseando que haya una próxima vez. Muchos recuerdos, nuevas amistades, y la retina llena de imágenes inborrables.

En los próximos días a ver si escribo una minicrónica de cada lugar que he visitado. De momento dejo algunas fotos, aunque el grueso de ellas las colgaré en Facebook. Espero que os gusten.



Aquí estoy en el Odeón de Heródes Ático, en la Acrópolis de Atenas.

Esta foto es un clásico, pero no por ello deja de emocionarme: el Partenon.

Una foto que me encanta por la perspectiva: la Estoa de Átalo (Atenas).

Foto en el Templo de Zeus con la Acrópolis de Atenas al fondo.

Otro lugar que me pone los pelos de punta al sentarme: el teatro de Dioniso de Atenas.

En una terracita de Oia, con el mar de fondo. (Santorini)

Uno de los lugares que me ha enamorado en este viaje: el puerto veneciano de Chania (Creta)

No vi al Minotauro, pero igualmente se te pone la carne de gallina. Templo de Knosos (Creta).

Foto en la entrada al Monasterio ortodoxo de Kykos, perdido entre las montañas de Chipre.