TENDINT PONTS


Hoşgeldiniz.
Aquest bloc vol contribuir a tendir ponts.
Ponts entre cultures, entre cultura i societat, entre raó i sentiments.
Se escribe, aleatoriamente, en la lenguas que conozco o me gustan.
Aυτό είναι το σπίτι σας, i hope you will like it.



30 AÑOS SIN CHARLES CHAPLIN

Hoy hace 30 años que murió Charles Chaplin. Como en este blog me estoy dedicando mucho últimamente a la música clásica, os dejo una escena de El Gran Dictador a ritmo de las Danzas Húngaras de Johannes Brahms. En Bloc Politikon, encontrareis del mismo film, el famoso discurso final, una pieza fantástica que debería ser de obligado pase en la educación secundaria de este país.


HELLAS (III): ¿COMO CONDUCIR HELÉNICAMENTE?

En mis dos viajes a Hellas he podido comprobar que, como conductores/as, estan hechos de otra pasta al resto de europeos. De hecho, hay una serie de elementos diferenciadores en su tráfico rodado:

A) RETROVISORES: No se deben utilizar NUNCA ANTES de realizar una maniobra. Al contrario, solo deben ser mirados para ver la cara de cabreo del de atrás, o como se acuerda de todo tu árbol genealógico una vez ha evitado dejarte la parte trasera como un sello, tras tu cambio de carril sin previo aviso para hacer de inmediato un giro a la izquierda (estos giros merecen capítulo aparte).

B) INTERMITENTES: Igual que los retrovisores, no se deben utilizar NUNCA, a excepción de que en el coche haya algún europeo atemorizado. En ese caso, se pueden utilizar para tranquilizar al sufrido pasajero...

C) CLÁXON: Al contrario que los dos elementos anteriores, debe ser usado con frecuencia, aunque no haya motivo aparente. Es una convención social, una especie de "¡Aquí estoy yo!". De uso inexcusable cuando se pone verde el semáforo, ha pasado un nanosegundo, y el de enfrente no ha arrancado: ¡Que vergüenza!...En su defensa, hay que decir que este deporte nacional está en horas bajas, y el uso del cláxon se está racionalizando, para tranquilidad de los tímpanos y desesperación de los otorrinolaringólogos que tenían un gran mercado...

D) ROTONDAS: ¿Qué?...

E) SEÑALIZACIÓN: Un poco mejor que las rotondas...O te sabes la geografía de memoria, o en kilómetros y kilómetros no sabrás dónde estás, y lo que es peor, no sabrás para dónde te estás dirigiendo...

F) GIROS A LA IZQUIERDA: En función del apartado D), según el cúal no existen rotondas en territorio heleno (deben pensar que es un invento turco, o que con la mierda que es Omonia, ya es suficiente ejemplo de lo que es circular en redondo...), en Hellas todavía existen los peligrosísimos giros a la izquierda, que suponen como es sabido, cruzar por en medio del carril contrario. Y aquí viene lo mejor: tanto en vías rápidas como en vías secundarias. Magnífico. Se me pusieron los pelos de punta al ver como un taxista (estos especímenes casi merecen un post aparte) se pasaba el semáforo en rojo (de una autovía de doble carril por sentido...como lo oyen...)...Menos mal que nadie hizo el giro a la izquierda...

G) CASCO DE MOTO: Elemento que sirve para esconderse de la novia una vez sabe que la engañas. Para ir en moto, bastan unas gafas de sol, y un peinado con volumen como el de Mikis Theodorakis. De verdad, da miedo ver como van a 120 o más con la cabellera al viento...Punto negativo para los helenos en esta cuestión.


Una vez vistos algunos elementos, luego quedan las variables espacio/tiempo.

A) Espacio: Atenas. Tiempo: entre semana, hora laborable.
Nada de lo dicho hasta ahora importa: tráfico muy denso, velocidad media de 2 km/h.

B) Espacio: Atenas. Tiempo: entre semana, hora no laborable.
Nada de lo dicho hasta ahora importa: tráfico muy denso, velocidad media de 5 km/h.

C) Espacio: Atenas. Tiempo: fin de semana.
Nada de lo dicho hasta ahora importa, pero es el doble de peligroso, pues la gente lleva bebiendo ouzo desde las 12, rakomelo desde las 4, ha pasado al vino a las 9, y van a por el cubata a las 11...Velocidad media: en función de si te persigue la Policia...

D) Espacio: Fuera de Atenas. Tiempo: indiferente.
Nada de lo dicho hasta ahora importa, pero es el triple de peligroso, al no saber donde estas.


PD: es todo broma, solo pretendía reirme un poco de algo que me impresionó bastante, y que fué el tema de la conducción, pese a que mi piloto era muy buena (se nota que ha vivido en España... :-)...)

HELLAS (II): SOUNIO

Uno de los lugares que visité en mi reciente viaje fué el cabo Sunion, a unos 60 kilometros de Atenas hacia el Sur. En la foto de arriba, podeis ver el monumento más emblemático del lugar, el Templo de Poseidon, que como sabeis, en la mitología helénica es la divinidad de los mares. Se conserva bastante bien, y desde su base se divisa perfectamente el mar Egeo. En una de sus columnas, el poeta Lord Byron dejó grabado su nombre.

Aquí me veis con el mar Egeo al fondo. Lleva el nombre de Egeo en honor a este Rey de Atenas que se suicidó en este mar, al pensar que su hijo Teseo había muerto en su lucha contra el Minotauro. Teseo olvidó cambiar las velas de humo negro por las de humo blanco que señalaban su victoria, y al ver Egeo, desde el Pireo de Atenas, la galera en la que retornaba Teseo con humo oscuro se suicidó ahogándose en este mar.

La mejor hora para ir a Sunion es el atardecer, dónde hay unas puestas de Sol espectaculares. Nosotros preferimos ir de día, pues la noche anterior había llovido mucho, y al ver que el día salía muy soleado no dudamos en aprovecharlo. E hicimos bien, porque a la tarde se nubló bastante. Aún así, pude hacer alguna foto jugando con la luz, como la que teneis aquí encima. La verdad es que el cielo helénico es genial, tiene un azul muy limpio, y con diversas tonalidades, que te permite unas fotos preciosas.

HELLAS (I): CONCIERTO DE ARVANITAKI Y GALANI





Este puente de Diciembre aproveché para ir a Atenas unos días, una visita que tenía muchas ganas de hacer, por diversas razones. En adelante, en este blog me referiré a Grecia como Hellas, el nombre que ellos y ellas utilizan para definir a su país. Espero hacer una serie de posts explicando los diversos aspectos del viaje.

Primero tengo que hacer un agradecimiento muy especial a mi anfitriona, que me cuidó de fábula, y fué una guía genial. Te debo una. Efxaristw poli!

Empiezo los relatos sobre el viaje con uno de los momentos que más esperaba: el concierto de Elefteria Arvanitaki y de Dimitra Galani, en el teatro Rex de Atenas. Elefteria tiene una voz dulce, mágica, pese a que Galani tiene más registros y mayor capacidad. Me gusta de Elefteria la mezcla de raices griegas y modernidad, su búsqueda de mestizajes. Por ejemplo, en este vídeo, se acerca a los ritmos latinos.

Estan muy bien montados este tipo de conciertos allí: reservas una mesa, donde puedes cenar y beber, o solo beber. La ratio es la siguiente: una botella de vino por cada dos, o una botella de licores por cada cuatro. Acompañan a las bebidas frutos secos, frutas, o una ensalada de pepino y zanahoria. La mesa escogida por la amfitriona es muy buena, muy cercana al escenario, en la platea.
Abren el concierto con el archiconocido Dinata, y el repertorio va avanzando, con mezclas de nuevas canciones de cada una, y los clásicos que yo esperaba con impaciencia: Xilies Bradies, I zoi mou oli, Tis kalinixtas ta filia...

Me dejo llevar. Canto las que me se, pero bajito para que no se note mucho mi incorrecta pronunciación del dimotiko. Me doy cuenta de que, canta mucho más la juventud que las personas más mayores. Y de entre ellos, las chicas sobretodo. Pocos hombres cantan o bailan. Me sorprende este hecho: Galani tendrá como casi 60 años, y Elefteria debe pasar ya los 40. Y muchas de las canciones que la gente canta, también tienen muchos años. Pero es la juventud la que anima la fiesta.

Este es uno de los puntos que más me gustan de la cultura musical griega: tienen folklore en sentido estricto, es decir, musica popular, y por extensión, nacional. Intergeneracional. Interclasista. Es algo que envidio de Hellas: en España las folklóricas son para públicos reducidos a unas generaciones y clases. Otra expresión más de la falta de una cultura nacional española, en el sentido de recoger todas las expresiones populares. Otra expresión más de la pobreza cultural de una España que nunca se quiso reconocer a sí misma como diversa, y que impuso una parte sobre las otras, provocando desafecciones, término tan en boga ultimamente.

Otra de las cosas fascinantes de la música griega: la mezcla entre los sonidos de oriente y los de occidente, y sus derivaciones en el baile. El tsifteteli, versión helénica de la danza del vientre, es el baile femenino por excelencia, y no deja de sorprenderte cuando, de repente en medio del concierto, las chicas se suben a las sillas a bailarlo. Las chicas de mi mesa también lo hacen. Es un movimiento lento, con mucha cadencia, y extremadamente sensual. No es tan exagerado como la versión árabe, que funciona a golpes bruscos de cadera. Es algo más sutil, acompañado de un movimiento de manos igualmente suave.

Después del concierto, vamos a comer algo. Bueno, van a comer algo los demás, porque yo no tenía hambre. Y menos me iba a comer una cosa que allí llaman pashá, y que es una sopa con carnes e intestinos, especialmente grasa, y que sirve para que el estómago se recupere de una noche con alcohol abundante. Le ponen un picante bastante fuerte. No tuve valor ni para probarla, porque el olor ya echaba para atrás. Estan locos estos helénicos, jajajaja...


PD: La canción del YouTube es de Arvanitaki, y se llama Meno Ektos (Me quedo fuera) del álbum Meno Ektos (1991). Podeis encontrar la traducción al castellano aquí.

IKUSI ARTE!





Os dejo este video con la canción Ikusi Arte (hasta la vista) del grupo Berri Txarrak (Malas Noticias). Me ha hecho gracia verlo, porque esta semana me pusieron esta canción en las clases de euskera a las que asisto en la Euskal Etxea de Barcelona, para aprendrer el tema de los verbos en pasado (zinen, zenuen...). Espero que os guste, suena muy rock, muy guitarrero, algo que ya le hacía falta a este blog, que ultimamente estaba muy clásico...



IKUSI ARTE

Gelditu ginen eta ez zinen agertu
eta gero gainera ez zenidan deitu

Idatzi nizun eta ez zenuen erantzun
nik atera nahi nuen, zuk ordea sartu

Zure atea jo nuen, ez zenuen ireki
etxera itzuli nintzen larrosa batekin

Bainan berdin du jada nik ez zaitut maite
bila ezazu beste bat eta ikusi arte
ikusi arte


HASTA LA VISTA

Quedamos y no apareciste
Y luego encima no me llamaste.

Te escribí y no me respondiste
Yo queria entrar, tú en cambio salir.

Te llamé a la puerta y no me abriste
Me volví a casa con una rosa para darte.

Pero ya da igual ahora no te quiero
Búscate a otro y hasta la vista,
Hasta la vista.

PARA RELAJARSE (III)




Os dejo una de las Rapsodias Húngaras de Franz Liszt, interpretada por uno de los mejores pianistas del siglo XX, Van Cliburn, el estadounidense que impresionó incluso a los soviéticos en plena Guerra Fría, tal y como podeis leer en la wikipedia.