TENDINT PONTS


Hoşgeldiniz.
Aquest bloc vol contribuir a tendir ponts.
Ponts entre cultures, entre cultura i societat, entre raó i sentiments.
Se escribe, aleatoriamente, en la lenguas que conozco o me gustan.
Aυτό είναι το σπίτι σας, i hope you will like it.



UN POCO DE KAVAFIS

Estos días estoy leyendo al poeta griego Konstantinos Kavafis. Me está pareciendo fantástico. Un estilo directo, y con una sensualidad muy fina. No deja de sorprender que su literatura, a caballo entre el siglo XIX y el XX, sea tan explícita sexualmente, sobretodo teniendo en cuenta la orientación homosexual del autor, que se refleja claramente en muchísimos poemas, donde describe a jóvenes amantes, reales o imaginados.
Me he acercado a este autor, tras escuchar Viatge a Ítaca, una versión de Lluís Llach sobre el poema Viaje a Ítaca de Kavafis.
Os dejo algunos poemas de los que he leído y me han gustado.



CUANDO DESPIERTEN
Trata de guardarlas, poeta,
por más que sean pocas aquellas que se detienen.
Las visiones de tu amor.
Ponlas, medio ocultas, entre tus frases.
Trata de retenerlas, poeta,
cuando despierten en tu mente
en la noche o en el fulgor del mediodía.



MEDIA HORA
Ni te conseguí, ni te conseguiré
nunca, creo. Algunas palabras, un acercamiento
como en el bar anteayer, y nada más.
Es una pena, lo digo. Pero nosotros los del Arte
a veces con intensidad de pensamiento, y ciertamente sólo
por poco tiempo, creamos un placer
que parece casi real.
Así, en el bar anteayer -claro que ayudando
mucho el alcohol compasivo-
tuve una media hora en plenitud erótica.
Y tú lo percibiste, me parece,
y te quedaste un poco más adrede.
Eso era muy necesario. Porque
con toda la imaginación, y con el mágico alcohol,
tenía que mirar también tus labios,
tenía que estar tu cuerpo cerca.

LA VIDA DE LOS OTROS


Me siento a escribir esto aún conmocionado por lo visto hace unas horas. La vida de los otros, te deja alterado. No es un panfleto anticomunista, lleno de topicazos occidentales. No es un canto a la RFA. Tampoco es un remake de 1984. Es, sencillamente, una visión sincera de una parte de lo que fué la RDA. Ni más ni menos. Y eso, cuando creees en los ideales del socialismo, te hace reflexionar. No porque dudes de que otro mundo es posible y necesario. No porque te identifiques plenamente con lo que ves: hace décadas que el comunismo catalán renegó del stalinismo. Sino porque, a veces, en entornos cercanos detectas tics parecidos, el mismo cinismo metódicamente ciéntifico, el mismo sarcasmo burlón contra los viejos condicionantes que consideras caducos, pero que, como en la película, se mantienen gracias a la inacción colectiva, por una mezcla de camaradería y del instinto de protección ante una maquinaria que, sin dudas, se ha mostrado históricamente más efectiva contra la disidencia propia que contra el enemigo (el real, el único seguramente) externo.
No hay duda: el socialismo del Este es una experiencia a criticar sin tapujos. No hay medios que puedan contravenir los fines. Libertad sin libertad no es posible. Eso también está claro en la película. Tanto, que a su protagonista le cuesta todo, hasta lo que cree.
No siempre te sientes con ganas de ser autocrítico de esta manera. Creo que las dos cosas más negativas para una persona que quiere cambiar el mundo son: el autoengaño y el autoodio. Sólo una reflexión ponderada, sin una fustigación estéril de lo propio pero sin autocensuras ni complejos, te mantiene en el centro virtuoso, en ese en el que medios y fines van de la mano, y en los que además, tienes la certeza de que estás en lo cierto, pues los demás así lo corroboran en sufragio libre y universal. Algo de eso hemos aportado algunos y algunas, con una visión renovada, al crecimento de la coalición ICV-EUiA.
No se trata, como Edipo, de arrancarse los ojos ante la crudeza de los horrores cometidos bajo una bandera propia para no verlos, sino de sistematizar las experiencias, cribando lo que no queremos que se repita, y eso, a veces, a sabiendas de que puede haber cierta incomprensión intergeneracional.
Creo que el hecho de que haya hecho esta reflexión en abierto, da una idea de la excelente calidad de la película, creo que mejor aún que GoodBye Lenin!, que es un poco complaciente.
La recomiendo encarecidamente, aún a sabiendas de que la derecha extrema la considerará como la prueba irrefutable de la maldad comunista. Me da igual: ya han pervertido otras palabras como libertad o como democracia, e incluso del Che han hecho un icono de marketing posmoderno, pero la palabra socialismo o comunismo, solo han podido demonizarla. Por algo será.

VITTORIA ROSSA!!!!



Para mí, no podía empezar mejor el mundial de motociclismo: podio de Dani Pedrosa y victoria de una Ducati, la de Casey Stoner. Todos los que tenemos el cuore rosso, hemos visto la carrera con una sonrisa de oreja a oreja viendo como la GP7 abrasaba a las Honda y Yamaha en la recta de meta de una manera casi indecente. No contaba con este gran resultado de crasher Stoner; pena que Loris se haya caido en plena remontada.

En Jerez se puede armar el taco. Rossi está fuerte pero no tanto, las Ducati corren, y Pedrosa está ahí. ¿Que más se puede pedir?