TENDINT PONTS


Hoşgeldiniz.
Aquest bloc vol contribuir a tendir ponts.
Ponts entre cultures, entre cultura i societat, entre raó i sentiments.
Se escribe, aleatoriamente, en la lenguas que conozco o me gustan.
Aυτό είναι το σπίτι σας, i hope you will like it.



ME SIENTO PRIVILEGIADO


"Hoy es uno de esos días en que mi actividad me da un privilegio puede que desmerecido": así empezaba hoy su discurso Pasqual Maragall en un acto al que he podido asistir.
Yo también me siento privilegiado. ¿Porqué?. Pues porque también por la actividad que desempeño he tenido la oportunidad única de asistir al acto de entrega de la Medalla de Oro, la máxima condecoración que otorga la Generalitat, a uno de aquellos hombres que, en un país normal, democrático, tendría grandes páginas en los libros de historia, y calles, y estatuas, y el reconocimiento de todo un pueblo.....pero no, no estamos aún en un país así...
Me refiero a Gregorio López Raimundo, del que teneis suficientes referencias en el post anterior. Si sabeis quien es, no os hace falta mirarlo.....pero creo que muchos/as de los que leais primero este post lo tendreis que hacer.....y eso demuestra lo expuesto por mi unas lineas más arriba...Y me entristece que tanta generosidad tenga tan poca recompensa.
Pero más allá de la valoración objetiva, histórica, política, yo me quedo con esos minutos de esta tarde en el Salón de Sant Jordi de la Generalitat. Con la emoción en la piel y en la mirada, he asistido a un acto de Justicia. Colectiva. A un premio simbólico a un comunista de 92 años, pero también a toda una generación de luchadores y luchadoras por la libertad. Y eso, a los que no solo tenemos el rojo en la sangre, nos emociona.
Y la guinda del pastel, la ha puesto Maragall con un breve discurso de clausura magnífico. Emocionado. Sincero. Ha citado a Raimon y su "T'he conegut sempre igual" (canción de Raimon a Gregorio, del 1973). Ha leido una carta de otro héroe de carne y hueso del PSUC, Miguel Núñez (16 años en la cárcel, 3 condenas de muerte...), y ha acabado con unos versos de las "Coplas de Juan Panadero" de Alberti. Providencial, como acostumbra el Maragall de las grandes ocasiones, que improvisa, que se deja llevar...
Siempre me quedará en la memoria la imagen de Gregorio, sintiendo los aplausos de todos/as, y esforzandose para alzar su bastón en señal de agradecimiento, el único gesto que casi le permiten sus 92 años, ya sin posibilidad de expresión oral pública y con su cuerpo ligado inexorablemente a una silla de ruedas. Ha sido un particular: "Eh! Gracias! Un abrazo! Pero no hacia falta, esto fue colectivo, del Partit....". Ni siquiera en ese momento, se ha dado por vencido; se ha esforzado, una vez más, por los suyos.
En resumen, esta noche dormiré un poco más feliz que la de ayer. Salut Gregori! Visca el PSUC!
"T'he conegut sempre igual com ara,
els cabells blancs, la bondat a la cara,
els llavis fins dibuixant un somriure,
d'amic, company, conscient del perill. "
PD: gràcies Carmina per la foto.

1 comentario:

El ángel de Olavide dijo...

La deuda de todos con esta generación de luchadores está pendiente de pagar. Parece como si una máquina de destruir papel hubiera pasado por los libros de historia para borrar los nombres de Lopez Raimundo, Sanchez Montero, Horacio Fernandez Inguanzo, etc.
Y una vez borrado su nombre de la historia desaparecerán de la memoria de sus conciudadanos. Estos dias pasados hemos celebrado en Madrid un acto de memoria de otro viejo luchador, Luis Ramos Pardo, abogado herido gravisimamente en el atentado de los abogados de Atocha- el primer Atocha para los olvidadizos. En el acto se recordó la frase de Paul Eluard "si el eco de su voz se debilita, pereceremos". Nada se puede decir mas bello y al mismo tiempo mas realista.